Vid  

La importancia de la uva de mesa en el Perú

De acuerdo a información de la Dirección de Estudios Económicos e Información Agraria del Minagri, el Perú ocupó el tercer lugar en el mundo respecto de la productividad por hectárea por uvas, alcanzando los 21,498 Kg/ha, superando a China, Estados Unidos, Italia, España y Francia.

 Áreas de cultivo:

El cultivo de la vid en nuestro territorio se remonta a casi 500 años iniciándose con la introducción de las plantas traídas por los propios conquistadores españoles a nuestro suelo por muchos años fue la producción de un misma variedad la que se utilizó tanto como fruto de consumo en fresco como para la elaboración de licores como el vino y derivados.

Hoy en día se cultivan aproximadamente 20,000 has destinadas a exportación y consumo interno. El mayor porcentaje corresponde a uva Red Globe, pero la actual tendencia es ir cambiando estas variedades con semillas por seedless como Superior, Crimson y variedades nuevas con royalti.

 

Principales Problemas

Principales Plagas que afectan al cultivo: 


Chanchito blanco
Planccocus sp.



 



 

 

Las ninfas y adultos succionan la savia de las plantas afectando su desarrollo. Producen sustancias azucaradas -"melaza"- que impregnan los frutos y permiten el desarrollo de hongos que desvalorizan el producto, especialmente cuando se trata de uvas para consumo en fresco. Transmite virus que provocan disminuciones en los rendimientos. Genera la presencia de Fumagina que manchan los frutos. Es una plaga Cuarentenaria para algunos países. Esto podría ocasionar rechazos de partidas en uvas de mesa.

Recomendaciones:
Aplicar Confidor 350SC, dosis: 1.5 L/ha

Aplicar Movento 150OD, dosis: 0.075%

 



Ácaro de la yema
Colomerus vitis



 

 

 

 

Los síntomas en hojas se extienden por toda la superficie, donde aparecen punteaduras necróticas rodeadas por una decoloración. Los primeros ataques pueden ocasionar daños graves, como la reducción del crecimiento, caída de hojas de la base y desecación de brotes. Los ataques de verano son pérdida de clorofila y defoliación, acarrean sobre todo una disminución del grado de azúcar en el mosto.

 

 

Recomendaciones:
Aplicar Envidor 240SC, dosis: 0.2 – 0.25 L/ha

 



Trips
Thrips tabaci, Frankiniella sp.

 

 

 

Los síntomas se manifiestan como manchas blanquecinas o plateadas en las hojas, aborto de flores. Manchas y deformaciones superficiales en el fruto, caída prematura de frutos. Las lesiones producidas constituyen además una puerta de entrada de microorganismos, lo que contribuye a la desvalorización comercial de la producción.

 

Recomendaciones:
Aplicar Absolute 60SC, dosis: 0.3 L/ha
Aplicar Movento 150OD, dosis: 0.5 L/ha



Arañita roja
Tetranychus urticae

 

 

Los síntomas en hojas se extienden por toda la superficie, donde aparecen punteaduras necróticas rodeadas por una decoloración. Los primeros ataques pueden ocasionar daños graves, como la reducción del crecimiento, caída de hojas de la base y desecación de brotes. Los ataques de verano son pérdida de clorofila y defoliación, acarrean sobre todo una disminución del grado de azúcar en el mosto.

 

Recomendaciones:
Aplicar Oberon 240SC, dosis: 0.05%


Principales Enfermedades que afectan al cultivo:


Oidium

Erysiphe necator

 



 

 

 

 

 

El hongo afecta a todas las partes verdes de la planta: hojas, sarmientos y racimos. La infección presenta síntomas diferentes en cada una de estas partes. Las hojas aparecen crispadas algo amarillentas y cubiertas de un polvillo gris blanquecino. En las ramas los síntomas se manifiestan a través de manchas difusas. Esta pigmentación, inicialmente es de color verde oscuro, tomándose al final casi negro. Los ataques fuertes pueden ocasionar un mal agostado de sarmiento, con la consiguiente disminución de reservas en las yemas. En los racimos se localizan los daños más importantes, recubriéndose del polvillo blanco grisáceo antes citado. Si los ataques son fuertes, los granos detienen el crecimiento de la piel. Acaban reventándose y las semillas salen al exterior, secándose los granos. La pérdida de la cosecha, si no se toman las medidas de prevención oportunas, puede ser total y, en el mejor de los casos, puede llegar a afectar hasta el 60% en el peso de los racimos.

 

Recomendaciones:

Aplicar Luna Experience, dosis: 0.6 L/ha
Aplicar Prosper, dosis: 0.06%
Aplicar Nativo, dosis: 0.3 kg/ha

Aplicar Horizon, dosis: 0.25 kg/cilindro
Aplicar Serenade, dosis: 1 – 1.5 L/cilindro

 


 

Pudrición gris
Botrytis cinerea

 

 

Las uvas pequeñas son poco sensibles, pero cuando empiezan a almacenar azúcar, su sensibilidad, así como la del raspón, aumenta bruscamente. Cuando éste se encuentra afectado, la acumulación de azúcar en las uvas se interrumpe, con la consiguiente pérdida de las mismas. En los racimos maduros, las primeras manifestaciones externas son manchas circulares de color lila que aumentan en número y tamaño, hasta llegar a cubrir toda la superficie, que adquiere una coloración parda en las uvas blancas, y no destaca bien en las variedades tintas. Continuando el proceso, las uvas se arrugan por comenzar a desecarse y si las condiciones de humedad y temperatura continúan las uvas se afectan profundamente, sobre todo si se producen además desgarramientos. Los granos se recubren totalmente o según meridianos de una capa de moho denso, llegando al marchitamiento y desorganización total, y en última instancia a la desecación.

 

Recomendaciones:

Aplicar Antracol, dosis: 3.6 kg/ha

Aplicar Teldor SC, dosis: 1.5 L/ha

Aplicar Scala 40SC, dosis: 200 ml/cilindro

 



Mildiu

Plasmopara vitícola



       

 

 

En hojas, los síntomas se manifiestan por las típicas "manchas de aceite" en el haz, que se corresponden en el envés como una pelusilla blanquecina si el tiempo es húmedo. Al final de la vegetación estas manchas adquieren la forma de mosaico. Los ataque fuertes producen una desecación parcial o total de las hojas e incluso una defoliación prematura, que repercute en la cantidad y calidad de la cosecha, así como en el buen agostamiento de los sarmientos. En racimos, los síntomas en las proximidades de la floración se manifiestan por curbaturas y oscurecimientos del raquis o raspajo y su posterior recubrimiento de una pelusilla blanquecina si el tiempo es húmedo, ocurriendo lo mismo en flores y granos recién cuajados-. Los ataques durante el período floración-cuajado pueden ocasionar la pérdida total del racimo, mientras que los más tardíos suelen afectar solamente a una parte del mismo.

 

Recomendaciones:

Aplicar Aliette, dosis: 0.5 kg/cilindro

Aplicar Antracol, dosis: 0.25 – 0.375 kg/cilindro

Aplicar Fitoraz, dosis: 0.25 – 0.375%

Aplicar Trivia 727PM, dosis: 0.25%



Pudrición ácida
Penicillium sp, Aspergillus sp, Rhizopus sp.

 

 

 

La fruta madura que padece la pudrición ácida se vuelve blanda y acuosa. Las uvas de variedades blancas se verán de color canela, marrón o café. Las uvas de variedades rojas perderán su color, se verán de color rosa o de color púrpura- pálido. Cuando las uvas afectadas se abren se percibe un fuerte olor a vinagre.

 

 

 

Recomendaciones:

Aplicar Serenade, dosis: 1 – 1.5 L/cilindro

Copyright © Bayer AG